CRÍTICA DE CINE: EL REGRESO DE MAD MAX

mad_max

 

30 años después de la última aventura de Max Rockatansky, el ‘Loco’ Max vuelve a la carretera, en ‘Mad Max: Fury Road’, la primera de una nueva trilogía, bajo la dirección de su creador, George Miller, protagonizada por Tom Hardy y Charlize Theron.
‘Fury Road’ es el relanzamiento (reboot) de esta ya clásica franquicia, lo que hacía pensar que estaríamos ante otro título que se sumaría a la extensa lista de remakes y reboots que invaden los cines a nivel mundial; sin embargo, el filme nos sorprende, en importantes aspectos e introduce nuevas figuras. Max es ahora interpretado por Tom Hardy, quien tiene sobre sus hombros la gran responsabilidad de honrar el papel que dio fama a Mel Gibson, también se presenta a Charlize Theron como ‘Imperator Furiosa’, quien se convierte en la verdadera protagonista de la historia.
Al tener como antecedente a una trilogía, para quienes no han visto la saga original, pueden surgir dudas; pero es gracias al guión y la magistral puesta en escena, que este reboot transporta al espectador de inmediato en la acción sin necesidad de conocer a profundidad las anteriores entregas; es así que con una sencilla y directa voz en off de Max al inicio de la película, se deja claro el escenario. Un  futuro post-apocalíptico en el que la tierra se encuentra devastada y dominada por hordas de mutantes y salvajes hombres otorizados quienes combaten por recursos y gobernar en base al terror y la violencia extrema.
Si alguien desea ver alguna de las películas de la trilogía original, recomiendo principalmente, ‘Mad Max’ (1979) y ‘Mad Max 2: The Road Warrior’ (1981), en las que podemos conocer el origen de Max, los sucesos que lo convierten en El Guerrero del Camino y entender su carácter solitario y muchas veces insensible.
Es importante resaltar que la producción de ‘Fury Road’ tuvo bastantes problemas, alrededor de 12 años tomó concretar la película. Tom Hardy expresó que en varias ocasiones perdió la paciencia durante el rodaje, al no saber el sentido de tantas tomas, situación que transmitía su inseguridad de haber firmado contrato para tres películas más. Sin embargo, luego del ver el trabajo final, su primera reacción fue “Oh, Dios mío, te debo una disculpa, George (Miller)”. Es precisamente, la orquestación de George Miller y su equipo el mayor éxito del filme.
El trabajo de Mr. Miller es un ejemplo de versatilidad. Luego de la trilogía de Mad Max, realizó películas como  Las brujas de Eastwick, Babe, el Chanchito Valiente 1 y 2, además ganó el Óscar por Happy Feet.
En un mundo en el que vemos películas en las que los protagonistas no se despeinan luego de grandes explosiones o persecuciones poco creíbles de rápidos y furiosos en carros de lujo entre sobrecarga de efectos por computadora. Con ‘Fury Road’, George Miller regresa para dar cátedra de Dirección.
Miller deja bien en claro cómo se realiza cine de acción, además, potencia los referentes de su creación ampliando sus horizontes. Esta vez, Max se integra a la acción no como un salvador sino como un compañero circunstancial de ‘Furiosa’, quien se convierte en un nuevo referente de caracterización para los personajes femeninos, que en las películas de acción, presentaban claros estereotipos. ‘Fury Road’ cuenta con muy pocos diálogos, el peso de la narración recae en la acción, las pocas veces que Max habla, nos transmite con su voz áspera y frases tajantes, que el accionar primordial de los personajes es sobrevivir. La orquesta de Miller está encabezada por Margaret Sixel (Editora), Colin Gibson (Director Artístico) y John Seale (Fotografía).
Para el montaje final, Sixel trabajó con más de 450 horas de archivos de filmación, que involucran alrededor de 2.700 cambios de plano, lo cual equivale a un corte en menos de tres segundos. A lo que me refiero es al número de detalles presentes en cada toma, un verdadero destello de acrobacias, en las que Coling Gibson, pone orden en el caos, logrando que las coreografías de combate se realicen mayormente en la filmación y no por efectos digitales. Alrededor de 150 modelos de vehículos, se construyeron para las escenas y distinguen a cada uno de los personajes, por ejemplo, el camión de altavoces y amplificadores de ‘Coma, The Doof Warrior’, el mutante de traje rojo que en pleno combate toca una guitarra-lanzallamas de doble mástil. El aspecto visual, logrado por John Seale, hace que la Fotografía de la película sea la mejor de todas las aventuras de Max, las escenas resaltan por su nitidez incluso entre el polvo y explosiones; además el paisaje alcanza diferentes matices, gracias al manejo del color, como los tonos de azul empleados en las escenas nocturnas.
Retomando el tema de las actuaciones, Tom Hardy consigue que el espectador lo identifique ahora como Max, sobre todo gracias a la esencia de aquel guerrero solitario que se enfrenta a puño limpio a los salvajes y se consolida con el nuevo detalle de los tormentos mentales que sufre a través de sus visiones de tragedias pasadas. Si bien es una película de Mad Max, es su título ‘Fury Road’ el que hace referencia a ‘Furiosa’ (Charlize Theron) como un ícono de valor y búsqueda de libertad, ella representa no solo a una mujer guerrera sino que se convierte en una heroína ante las cadenas de opresión, machismo y esclavitud, personificadas por el villano de la película, ‘Immortan Joe’, interpretado por Hugh Keays-Byrne, el regreso del actor  que interpretó a uno de los antagonistas de la primera aventura de Max, ‘Immortan Joe’, es un verdadero tirano, al punto que esclaviza a las mujeres para contrabando de leche materna y satisfacer sus deseos.
‘Mad Max: Fury Road’ es un ejemplo a seguir para todas aquellas producciones que buscan realizar remakes o reinicios de franquicias y sobre todo constituye un verdadero deleite para todos quienes gustan del buen cine de acción. Por ahora lo único que sabemos de la segunda parte es su título ‘Mad Max: The Wasteland’, pero si algo es seguro es que tendremos más aventuras del ‘Loco’ Max en los próximos años.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*