Perú ofrece recompensa por dos ecuatorianos vinculados al caso Petroecuador

Desde la mañana de este domingo, Carlos P. C. y su hijo Carlos P. D., ambos procesados por el supuesto delito de lavado de activos, el cual se desprendería de hechos de corrupción al interior de Petroecuador, fueron incluidos por las autoridades del Ministerio del Interior de Perú en el Plan de Recompensas “Que ellos se cuiden”.

Según una nota de prensa del Ministerio del Interior peruano, la inclusión se produce luego de que el juez Leonardo Ronquillo, de la Unidad Penal de Samborondón (Guayas) los vinculó al proceso por lavado de activos y ordenó la prisión preventiva.

Las autoridades peruanas definieron una recompensa de 25.000 soles (unos $ 7.500) por cada uno. El plan “Que ellos se cuiden” actualmente posee 1.108 personas, entre nacionales y extranjeras, que son buscadas por delitos como homicidio, malversación de fondos, asociación ilícita, extorsión, sicariato, peculado, y otros.

El boletín explica que los ahora buscados llegaron a Perú el 24 de diciembre pasado y fueron retenidos por Migración, “pero tuvieron que ser puestos en libertad a falta de una orden de captura internacional”. Las órdenes de captura contra Carlos P. C. y Carlos P. D. fueron publicadas por la Interpol el 26 de diciembre pasado.

En el último enlace sabatino, realizado desde Barcelona, España, el presidente Rafael Correa señaló a Carlos P. C. como el “verdadero jefe de la mafia” al interior de Petroecuador. Según él, Carlos P. C. actuó de forma corrupta junto a su primo Carlos Pareja Yanuzzeli, exministro de Hidrocaburos.

“Por lo menos el 2013, de acuerdo a las pruebas que tenemos, (Pareja Yanuzzelli) actuó en contubernio con Carlos P. C., como un testaferro. Recibía las instrucciones de Carlos P. C. y él le decía arregla este concurso, habla con esta empresa, cobra aquí el 5% de comisión y se nos infiltró la corrupción”, indicó.

A Pareja Yanuzzelli, Álex Bravo, ambos exgerentes de Petroecuador, y once personas más, entre exfuncionarios y contratistas de la petrolera, se les realizará hoy una audiencia de formulación de cargos por el delito de peculado. Este es el octavo caso que se judicializa dentro de la investigación a los manejos de Petroecuador.

El juez de Pichincha Ignacio Carrasco dirigirá la causa por peculado, la cual nace de una indagación previa, iniciada el 16 de noviembre pasado, a base de un informe especial de la Contraloría. Este documento señala indicios de responsabilidad penal de los investigados y advierte de un presunto peculado.

Para Pareja Yanuzzelli y Bravo este nuevo proceso se transforma en la cuarta instrucción fiscal en su contra.

Pese a que el presidente Correa sostiene que el caso Petroecuador está “prácticamente resuelto”, de los ocho procesos que se encuentran en instrucción fiscal, hasta el momento solo el que se sigue por cohecho, en el que están acusadas trece personas como autoras y cinco como coautoras, tiene un llamamiento a juicio.

Según la Fiscalía, de los 24 procesos abiertos por el caso Petroecuador, 16 de ellos se encuentran en indagación previa. Delitos como perjurio, tráfico de influencias, enriquecimiento privado no justificado y lavado de activos aún están en investigación preliminar. (I)

Comentar

Su correo electrónico no será publicada. Llenar campos obligatorios *

*

*